Terapia biodinámica pediatrica, peri y postnatal

Terapia biodinámica pediatrica, peri y postnatal

consulta_andreacostas09

Embarazo

La biodinámica craneal puede ser muy útil durante el embarazo, para tranquilizar y relajar, para armonizar a la madre con el bebe y drenar los aspectos psicológicos negativos retenidos, un bebé no deseado plenamente, o temor en el embarazo o el parto. A nivel fisiológico puede influir en el sistema hormonal y con las contracciones prematuras. En el contacto de la terapia biodinámica se hace especial hincapié en el diafragma pélvico e incluye al bebe. También ayuda a encajar los cambios que experimenta la futura mamá para evitar un nacimiento traumático o aquellos pensamientos y sensaciones negativas se canalicen hacia el nuevo ser.

 La biodinámica craneal puede ser muy útil durante el embarazo, para tranquilizar y relajar, para armonizar a la madre con el bebe y drenar los aspectos psicológicos negativos retenidos, un bebé no deseado plenamente, o temor en el embarazo o el parto. A nivel fisiológico puede influir en el sistema hormonal y con las contracciones prematuras. En el contacto de la terapia biodinámica se hace especial incapie en el diafragma pélvico e incluye al bebe. También ayuda a encajar los cambios que experimenta la futura mamá para evitar un nacimiento traumático o aquellos pensamientos y sensaciones negativas se canalicen hacia el nuevo ser.

Bebés

Para los recién nacidos y sus primeros meses de difícil adaptación en un nuevo medio tan distinto al espacio intrauterino, además de su aún no completado proceso fisiológico, la TCSB en su rama pediátrica les ayuda a poder autorregularse. En este sentido es eficaz para:

Cotitis, cólicos, estreñimiento, insomnio, llanto inconsolable, agitación, hipersensibilidad, apatía-disociación, regurgitaciones, asimetrías, tortícolis congénita, hidrocefalia, dificultades en lactancia materna o en la alimentación, reflujogastroesofágico (vómitos en bebes),trastornos del sueño, dificultades con las transiciones entre etapas del desarrollo, entre otros.

Estas muestras de estrés o de proceso no resuelto, pueden curarse pronto y por completo con las sesiones.

Las señales que apuntan que sería adecuado recibir algunas sesiones de terapia serían:

Movimientos sin coordinación, retraído, hipotónico, se aparta hacia atrás encorvado sin causa concreta, duerme siempre del mismo lado, busca contacto al dormir con la cabeza y pies, presenta un ojo más abierto que otro, no se agarra al pecho o le cuesta mamar más de un lado que del otro.

Niños y adolescentes

En niños y adolescentes, si aparecen alteraciones visuales o auditivas, problemas con la lectura o  escritura, alergias, déficit de atención o hiperactividad, olvidadizos, corren y saltan en momentos inadecuados, retraso psicomotriz, asimetrías pélvicas, escoliosis, luxación de cadera, temas odontológicos …

 Pueden tener su origen en un parto conflictivo con forceps, ventosa o cesarea, niños prematuros, pero también en la somatización de un medio hostil. El bebé no se adapta o a percibido conflictos de aceptación plena y amorosidad en su entorno familiar. Es recomendable en algunos casos el tratamiento conjunto, para crear equilibrio, fortaleza y estabilidad emocional.

Copyright 2015 | Todos los derechos reservados | Diseño web por Seele Comunicación